El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

mano fracturada Archive

Martes

15

Noviembre 2005

0

COMMENTS

Terapia ocupacional de mano

Written by , Posted in General

Hoy fui al Instituto Nacional de Rehabilitación para ver lo de terapia ocupacional para el problema que tengo en la mano derecha. Debo comentar que, si anteriormente ya había quedado gratamente sorprendido por la calidad del servicio y las instalaciones, hoy me quedé boquiabierto. Sin duda alguna el CNR es el mejor centro de rehabilitación de América Latina. Simplemente, la zona de rehabilitación parece la de algún hospital privado de EEUU. Ya ni siquiera le alcanzan los de Ciudad de México. Mejor incluso que el Hospital Ángeles y el Médica Sur, por donde la vean. Siento que estar ahí inscrito, con carnet, es una fortuna enorme. Además, me han dado nivel 3. Menos gasto para mis padres, que ahorita me están haciendo el paro con el varo.

Me dejaron un buen de ejercicios para la mano, aunque la doctora que me atendió de entrada me mencionó que es muy probable que me vayan a hacer cirugía, pero no quiso descartar la terapia ocupacional de entrada sino hasta el momento en que el médico de mano vuelva a hacerme una revisión. Y eso será hasta el 13 de Diciembre. Así que a darle. No queda de otra.

Viernes

9

Septiembre 2005

0

COMMENTS

Evolución de las fracturas

Written by , Posted in General

Parece que fue hace mucho que sucedió el accidente de la pared. Sí, ya sé que dije que fue por una pelea, pero la realidad es que estaba tan encabronado cuando me jalaron hacia el interior de la casa, que terminé golpeando la pared… así que en parte, es mi culpa… lo asumo. Pero sigo diciendo que si no hubiera habido pelea alguna, ahora mismo otro gallo cantaría.

En realidad, fue hace muy poco que sucedió ésto, alrededor de unos 70 días hacia atrás. Y hasta hoy, no he sido operado. El hecho es que ya puedo usar mi mano derecha —mediocremente, pero puedo usarla—. Hoy tuve mi cita en el CNR, a eso de las 11:00 a.m. aproximadamente. Después de percatarse la evolución de las fracturas, me han dicho lo mismo que en el IMSS… lo que queda es darle rehabilitación a la mano, y en dado caso que me sea difícil adecuarme a las nuevas condiciones, entonces habré de someterme a cirugía. Pero para ello, hay que dejar pasar tres meses más. Sin embargo, ello me deja un álito de esperanza.

Ésta fue la primera radiografía que me sacaron:

En ella se puede observar claramente ambas fracturas. ¿Se ve muy denso, no? Por poco habría sido fractura expuesta.

Esta radiografía la tomaron a dos semanas de que me colocaron el vendaje Johns, en el CNR:

En ella se puede observar que los huesos han retomado su verticalidad. Pero sigue apreciandose las fracturas.

Y finalmente, ésta me la tomé ayer:

Simplemente ya no se observa la fractura, aunque sí se puede ver claramente que no soldaron los huesos como debieran haberlo hecho.

La moraleja, niños, es que si se madrean la mano por alguna pendejada, no dejen de revisarse y atenderse el mismo día del incidente. Así lleguen pedos al hospital. Eso es lo de menos. Los doctores entienden que a veces se nos pasan las copas y que hacemos pendejadas. Los seres humanos no somos predecibles. ¡Y no se fuguen del hospital! Si tienen miedo, pidan algún calmante a la enfermera.

Jueves

1

Septiembre 2005

0

COMMENTS

Esperando una esperanza

Written by , Posted in General

Fue hace dos semanas que asistí nuevamente al CNR para una cita con el médico. Debería, según el médico que me atendió en el IMSS, resignarme a no ser operado y asistir a las citas con mi doctora… a eso llegó su ineptitud.

Yo estoy muy seguro que siempre habrá una solución, ya sea la reconstrucción del hueso en base al implante de un clavo que funja como soporte para que la fractura sane o por medio de una prótesis, en caso de ser necesario. He visto más de un programa sobre cirugías de mano, con fracturas peores que las que yo tengo y los dejan, si no al cien por cien de recuperación, si a un ochenta por ciento. Los boxeadores llegan a sufrir fracturas peores y, aunque dejan de trabajar en su profesión, por lo menos les restituyen sus capacidades motrices.

No es posible, sinceramente, que me dejen con un metacarpiano dislocado (el quinto, el cual está presionando a los tendones tensores y al nervio, lo que provoca que no pueda mover con normalidad el meñique y así empuñar la mano, además de que es muy doloroso siquiera intentarlo). Una de las cosas que no me deja hacer este problema, es escribir correctamente. Ya me imagino a la hora de dibujar, que es cuando más requieres movilidad de la mano.

Dentro de una semana será la siguiente cita. Yo supongo que me irán a operar. Les voy a comentar claramente los síntomas, porque no deseo quedarme con una mano supuestamente curada, pero con movimiento reducido.

Lunes

15

Agosto 2005

0

COMMENTS

Resultados de mi segunda visita al IMSS

Written by , Posted in General

En esta ocasión salí a las 5:30 a.m. de casa para que revisaran mi caso en la Clínica 7, ubicada en Huipulco. Estuvimos esperando hasta las 8:30 a.m., aun cuando fuí el paciente con el primer turno. Los doctores allí llegan tarde. Me atendió una doctora, muy buena onda. Me mandó a hacerme una radiografía. En ella se pueden apreciar las fracturas, como ya consolidadas, y no desplazadas. Ello fue algo que no me resultó demasiado extraño, ya que en en el Instituto Nacional de Rehabilitación, la ponerme la férula, tuvieron que poner en su lugar los huesos. No era de extrañarse que después de dos semanas de traerla puesta, los huesos hayan sanado. De allí me mandó, con cierto optimismo, a la Clínica 32, para que me hicieran un pronóstico más calificado.

Iba con algo de optimismo, pensando que sólo sería necesario volver a poner una férula. Pero allá me desilusioné. Me dieron un mal pronóstico, debido al severo desgaste de mis articulaciones. Así que la cosa se quedó en que las fracturas ya están prácticamente consolidadas, hay que ir a terapia y esperar lo mejor. Pero sinceramente no creo recuperar la movilidad de la mano derecha al 100% por lo que me dijo el médico. Sinceramente me siento muy mal al respecto. Pero no hay nada que el tiempo y el esfuerzo no puedan lograr. Como lo he dicho anteriormente, me conformo si puedo trabajar con mi mano. Siendo diseñador gráfico, realmente me es indispensable.

Lunes

1

Agosto 2005

0

COMMENTS

Sólo dos…

Written by , Posted in General

Hoy fui con mi mamá al Instituto Nacional de Rehabilitación ubicado en Av. México, cerca de la estación Xomali del tren ligero. Fui a ver que onda con mi mano, que ya cumple ocho días de haber sido fracturada.

El servicio de este hospital es fenomenal. Todo el equipo que tienen es nuevo. Se puede percibir un ambiente de optimismo. Entramos por la puerta principal, pero nos mandaron a la entrada de urgencias (por donde yo sabía que se debía entrar en este tipo de casos). Me atendieron después de un rato. La atención fue inigualable. Todos los doctores son jóvenes, de entre 28 y 40 años de edad. Sin embargo, y a diferencia del IMSS, se ven más capacitados y crean un ambiente muy sano.

De entrada me mandaron hacer unas radiografías. En estas se pudo observar con más detalle las fracturas. En total son dos (no tres, como habían estimado erróneamente los médicos del IMSS): el tercer y cuarto metacarpianos. El quinto está dislocado, por lo cual fue erróneamente confundido con una fractura. La solución sigue siendo la misma: cirugía.

El problema ahora es el costo de la operación. La placa que me tienen que poner en la mano cuesta $9500 pesos. La operación costaría aproximadamente $7500 pesos y la hospitalización, $3500 pesos. Y eso sin contar todos los medicamentos que necesitaré. Serían aproximadamente unos $2000 USD. ¡Mala suerte la mía! La verdad, me las estoy viendo negras. Pensaba entrar a trabajar en Septiembre, pero ahora con ésto, no sé que hacer. Necesito pagar mis deudas porque el banco no perdona.

Creo que voy a crear una campaña de donación. Jejeje… Estilo teletón, para salvar la mano derecha de José Luis. Porque la verdad, no me quiero operar en el IMSS: tienen la fama de que te curan lo que tienes mal, pero te joden lo que tienes bien. Y pues, no quiero dejar mi sanidad mental allí. Pero parece que no me quedará de otra. No tengo dinero y mis padres en esta ocasión no podrán apoyarme económicamente. Estoy jodido.

Jueves

28

Julio 2005

0

COMMENTS

Tres metacarpianos rotos

Written by , Posted in General

Hoy fui a la Clínica 32 del IMSS a que evaluaran mi mano derecha. Después de la visita al Depto. de Radiología comprobé mi estimación: tengo tres huesos metacarpianos rotos… del tercero al quinto. En ese tipo de casos se recomienda que se interne al paciente para programar una cirugía. Así que me internaron. Sin embargo, no pude resistir el horrendo ambiente apocalíptico y deprimente de las instalaciones del IMSS. Habiendo pasado sólo cinco horas, pedí mi alta voluntaria. Y es que, definitivamente no puedo soportarlo.

Cuando llegó mi padre por mí, yo estaba sumamente nervioso: había pasado la noche escuchando lamentos, historias de personas que estaban detenidas en el hospital esperando a declarar en el ministerio público, niños que que habían sufrido alguna fractura y que lloraban desconsoladamente y hasta el caso de algún viejo que había caído por las escaleras y se había fracturado el fémur. Así mismo, no me agradaba la idea de cagar en un cómodo, estando yo perfectamente bien, con la capacidad de erguirme e ir a un baño. No me habrían permitido pararme durante cuatro noches seguidas, al menos. Me habría convertido en una lapa, pegada a la camilla (ya ni tan siquiera una cama, sino una miserable camilla de un metro de ancho). No, definitivamente no me puedo ver en esas condiciones. Aceptar ese ambiente, esas condiciones insalubres (hasta material infeccioso se podía ver en el baño), sería tanto como aceptar que eso es lo que nos merecemos como mexicanos, que no se nos puede dar calidad en los servicios de salud y que nuestra vida se basa en cuantos somos y no en lo que valemos.

No puedo aceptar que el IMSS mantenga esas condiciones tan mediocres. Una tienda de la Cruz Roja en una zona de guerra podría tener mejores espacios. El ambiente es horrendo: las camillas están separadas sólo por un metro de distancia entre sí, los ventiladores del aire acondicionado están saturados de polvo, las paredes están descarapeladas debido a los golpes que suelen dar los enfermeros inexpertos con las camillas al resituarlas, la máquina de escribir teclea a sólo tres o cuatro metros de distancia, los doctores, pasantes y enfermeros platican toda la noche y la maldita luz nunca se apaga. Nunca. Si bien te va, apagarán el radio, que tienen sintonizado en alguna estación de música de los 50s. No puedo imaginarme algo peor que lo que se vive en el IMSS. No quiero. De por sí, eso ya es horroroso.

Hoy voy a ir a BANAMEX, a ver si me abren un crédito, para pagar mi operación en un hospital en el que no tenga que sufrir estas barbaridades. Quizás al mismo al que fui la vez pasada, en donde me atendieron muy bien, se puede tener cierta comodidad y no te obligan a presenciar el dolor ajeno. No hay por que sufrir de esa manera. Es deprimente y te hace sentir más enfermo.