El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

viernes

18

noviembre 2011

1

COMMENTS

No a El Buen Fin : incentivando el ahorro, no el consumo

Written by , Posted in Opiniones

Este fin de semana tendrá lugar El Buen Fin, un programa de origen empresarial, apoyado por el sector gubernamental, al cual se han suscrito una gran cantidad de comercios, así como los medios de comunicación. Teóricamente, la finalidad es reactivar la economía por medio del consumo interno, y contrarrestar las pérdidas que se tienen por el denominado black friday (la fecha que da inicio a la temporada de ventas navideñas en EEUU). No es ninguna novedad que muchos mexicanos, sobre todos los que viven cerca de la frontera, aprovecharán la próxima semana para hacer sus compras. Incluso quienes no pueden viajar, aprovecharán algunas ofertas por medio del comercio electrónico o se las encargarán a familiares o conocidos que vivan en el territorio estadounidense.

El defecto más evidente de este programa, es que se está incitando a consumir en una economía mellada, en donde el poder de consumo es muy reducido debido a los altos impuestos y los bajos sueldos. En mi opinión, en las condiciones en las que estamos, no deberíamos consumir a lo loco sino ahorrar. Por otra parte, El Buen Fin es una trampa para el consumidor por más de una razón. Primero, porque al reaccionar por impulso, mucha gente se endeudará al grado en que en el futuro no podrá pagar sus créditos; segundo, porque en la mayoría de los casos, los comercios que se adhieren al programa re-etiquetan sus productos una noche antes o porque los descuentos difícilmente se corresponden en porcentaje con los que nos ofrecen las tiendas departamentales de EEUU en el ya mencionado black friday.

Como lo menciona Juan Pablo Zorrilla en El Buen Fin, riesgo para los clientes, se puede hablar “de una reactivación macroeconómica, pero a nivel micro puede resultar en un sobreendeudamiento, el cual se podrá apreciar de manera concreta en los primeros meses de 2012, en la cuesta del año”.

Por esta razón yo los invito a que mediten que es lo que tienen planeado comprar mucho antes de visitar una tienda, y que lo contrasten con su presupuesto. Prevengan, ante todo, situaciones de emergencia en las que el dinero sería necesario; los gastos que tendrán en temporada navideña como producto de los festejos, y el guardadito que debemos tener para que la cuesta de Enero no se convierta en una caída libre. Sé por experiencia que las mejores ofertas se dan, por tradición, en el mes de Diciembre (al menos es así en el Distrito Federal); así que bien podríamos esperar un poco más ¿no lo creen?

1 Comment

happy wheels