El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

viernes

15

noviembre 2013

1

COMMENTS

El Buen Fin: no al consumismo voraz

Written by , Posted in Opiniones

Si eres de izquierdas, debes tomar en cuenta que pertenece a Televisa; y si estás a favor del cambio de rumbo en las políticas públicas hacia aquellas basadas en el bienestar de la sociedad en general, también deberás estar a favor de un boicot en contra de todo aquello que tenga que ver con esta empresa. Pero tú sabes que esta no es ni remotamente la única razón para no participar en el mentado El Buen Fin. Como todos los años [1], [2], invito a mis lectores a no caer en el consumismo voraz, pues sé lo que esto puede provocar en la psique de las personas (sobre todo aquéllas que no tienen solvencia pero se les genera una necesidad sintética por medio de constantes ataques publicitarios).

El Buen Fin, como toda campaña de consumismo, compromete seriamente los recursos naturales y el equilibrio ecológico. Se nos invita a renovar nuestros aparatos electrodomésticos, aun cuando estos sigan funcionando de manera óptima. Esto implica un desperdicio y, por lo tanto, una generación de basura. Incluso aunque nuestros aparatos lleguen al mercado de segunda mano, su periodo de vida se reducirá bastante, ya que está comprobado que el paso de mano a mano perjudica a los productos (entre más gente manipule un producto, menor será su duración). Además, recordemos a la obsolescencia programada, ese conjunto de políticas que están encaminadas al consumo forzado por medio de la reducción de la vida útil de los productos de forma artificial.

Sin embargo, habrán quienes no tomen en cuenta estas consideraciones pues precisamente en esta semana se acaba de liberar al mercado la consola PS4, y durante el fin de semana, estaría disponible la Xbox One, si no me equivoco. También habrán otros productos que estén interesados en adquirir, no lo dudo. Lo único que me queda es sugerirles que no se endeuden a plazos mayores a los 12 meses. El problema con los plazos de mayor duración, es que para finales del año entrante aún seguirán pagando lo que compraron en éste, y entonces vendrá el inevitable sobre-endeudamiento, pues las compras de temporada se convierten en un mal hábito que lo único que les provocará son dolores de cabeza y un malestar generalizado.

Verifiquen constantemente sus finanzas personales. Si piden $15,000 es porque están recibiendo al menos $30,000 pesos de sueldo. Esta es la fórmula mágica: nunca pidan un crédito mayor al 50% de su ganancia mensual. Es la única forma en que podrán garantizar el pago. Tampoco permitan que el banco les incremente el crédito por su cuenta. Llamen a su entidad bancaria si ello sucede, y pidan que les reduzcan el crédito hasta el nivel en el que puedan pagarlo, y que este no se convierta en una tentación. Porque los créditos son dinero que no nos pertenece, y se convierten en obligaciones que hay que cumplir mientras se tenga solvencia. Recuerden que la jugada del banquero es endeudar a sus clientes para mantenerlos esclavizados, pagando sólo los intereses de las deudas que contrajeron sin poder saldarlas por completo. Y en la medida de lo posible, ahorren su aguinaldo. Lo necesitarán para los festejos de fin de año y para atenuar la cuesta de Enero.

Para leer más:
[1] No a El Buen Fin : incentivando el ahorro, no el consumo
[2] Campaña de El Buen Fin 2012, una muestra del consumo irracional

1 Comment

happy wheels