El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

martes

22

noviembre 2011

0

COMMENTS

Crítica a Aldea Digital 3

Written by , Posted in LAN Parties

He venido esperando este momento desde que entramos a la Aldea Digital el día 18 de Noviembre. Una vez terminada, toca ofrecer algunos comentarios al respecto de este evento, sobre sus aciertos y sus omisiones, así como de los errores que existieron. Primero que nada, habría que mencionar aquello que a mi parecer fue mejor que en la edición de 2009 (que es de la que tengo un referente inmediato pues el año pasado no asistí por cuestiones personales).

El gran acierto de esta edición fue el incluir los alimentos dentro del costo del boleto. Esto se supo a última hora, por lo que no fue el principal aliciente para participar en la Aldea Digital 3. Lo que sí supimos en su momento es que se iba a incluir una colchoneta con la casa de campaña, con lo que también nos dieron una grata sorpresa pues la colchoneta era de las gruecesillas —mucho más cómoda que los tapetes de yoga que suelen venderse con el nombre de colchonetas— y porque la tienda de campaña Coleman era del tamaño de las que se ofrecieron en Campus Party México 2011. En cuanto al trato al aldeano vi que la organización hizo su máximo esfuerzo para mejorarlo (de eso no me queda duda).

Momentos inolvidables de la Aldea Digital 3

Lo mejor de estos eventos es la posibilidad de encontrar a gente con gustos afines a los propios, y en esta ocasión nos hemos encontrado a un valedor —Victor M. Moreno, de Acapulco— que nos acompañó en éste. También hubo otro chavo que estuvo a nuestro lado, del cual no recuerdo su nombre. Lo chido es que nos poníamos de acuerdo para vigilar nuestras pertenencias, y además, para ir al comedor juntos y así disfrutar de nuestros alimentos de una forma más amena. También pudimos encontrarnos con amigos de ediciones pasadas, como @Crater, @rbonfil, @apedron y @adanvecindad.

Conclusiones sobre la Aldea Digital 3

La seguridad me ha parecido deficiente en algunas zonas y adecuada en otras. Por ejemplo, al ingresar tuvimos que hacer fila para mostrar los números de serie de nuestros equipos de cómputo, y registrarlos en un talonario. Esta medida me pareció adecuada, ya que en la primera edición hubieron quienes obtuvieron más de un talonario, lo que facilitó el robo de laptops. Claro, fue un tanto molesto pero absolutamente necesario. En cuanto a la vigilancia de noche, lucía por su ausencia pues los veladores se quedaban dormidos. Esto ha sucedido en todas las LAN parties a las que he asistido. Pero lo que sí me pareció un gran error a la salida del evento, fue permitir el paso de maletas y mochilas voluminosas sin esculcarlas. ¿Quién les asegura que alguien no podría robarse una laptop al introducirla en su maleta?

Los puntos malos del evento fueron: el evidentísimo bloqueo de puertos, con lo cual muchos servicios de descarga se vieron afectados (e incluso la subida a sitios públicos, como YouTube, que era mucho más lenta que el acceso a Internet que tengo en casa); la baja velocidad de la red que nunca se correspondió con los 20Gbps publicitados por Infinitum, y algunas faltas de respeto a los participantes, tanto en la zona digital como en la de camping. Sobre este último punto, fueron varios los errores: en la zona de camping, los veladores no cumplían con la tarea de sacar a las personas que estuvieran platicando o echando desmadre; en la zona digital no había restricciones a fin de conservar ciertos lineamientos de comportamiento aceptable, lo que al final propició que hubieran personas alcoholizadas causando alboroto; y que ni los mismos organizadores respetaran a los aldeanos, al poner las bocinas a todo volumen durante las madrugadas del domingo y lunes.

happy wheels