El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

Martes

15

Septiembre 2009

0

COMMENTS

Conclusiones sobre la Aldea Digital 2009

Written by , Posted in LAN Parties

Creo que, como en todo evento que se presenta por primera vez en una localidad equis, hubieron puntos negativos y positivos —y por supuesto, todo ello es perfectible y a tomar en cuenta en el siguiente evento—.

Lo primero y más importante: si algo deben entender, es que están invitando a seres humanos, no a bestias de carga que metes en un corral a que pasen frío. Por lo tanto, no recomendaría que se volviera a tomar en cuenta al Palacio de los Deportes como sede de Aldea Digital 2010. Se necesitan espacios cerrados, sobre todo en tiempo de lluvias, y con calefacción; y para eso, la mejor opción es el Centro Banamex (basta ver las fotos de Expo Management para darse cuenta que es suficientemente amplio para albergar una LAN party masiva). Quizás esto implique un gasto superior al aldeano y al visitante, pero si se tienen los servicios adecuados al alcance de todos, creo que no habrá quien no desee pagarlo. Y tomar en cuenta que las goteras en el domo del Palacio de los Deportes, son un verdadero EPIC FAIL (por no mencionar los peligros que se corrieron).

Por otra parte, hay que incrementar la base de expositores relacionados con las tecnologías que se usan en la Aldea Digital. Es comprensible que esta ocasión se haya requerido mantenerse fieles a una empresa  de acceso a Internet, así como a una compañía de videojuegos y otra más de software para computadoras y consolas. Pero la realidad es que afuera hay centenares de participantes que quedaron fuera por alguna u otra razón, como Ubisoft, Apple Inc., Nintendo y la comunidad de usuarios Linux de México. ¿Dónde quedaron los desarrolladores de videojuegos y el movimiento OpenSource?

Lo sorprendente fue, desde mi punto de vista, que se le permitiera entrar como expo-vendedores a un changarrito de artículos de los Pumas de la UNAM (y entiéndase: soy Puma de hueso colorado, pero neta que no tenían nada que hacer ahí) y una tiendita más de CDs musicales. Nada, pero nada que ver con una LAN party, señores.

Sería un gran atractivo que se tomaran en cuenta para las competencias de videojuegos, aquéllos que son de acceso libre o gratuito y que no requieren de compra alguna de licencia, como es el caso de Quake Live y Second Life, entre otros (hay muchísimo abandonware de muy buena calidad); además, claro está, de aquéllos que requieran una licencia pero sean ampliamente populares entre los asistentes.

Otro punto importante, es ampliar la información referente a los concursos de forma clara y concisa (y con apoyo de un interventor de la SEGOB), así como preparar un listado mínimo de premios que los hagan atractivos de primera instancia. Que se den premios sorpresa, es un plus, pero se debe entender que la gente no participa en ellos porque no hay claros incentivos (además que era la primera LAN party masiva en nuestra ciudad). Para el común de los mexicanos, irse a parar a un escenario, no es un incentivo suficiente… y lo que sí puede generar tan vaga información, es una suerte de descontento y frustración (yo mismo me siento frustrado porque preferí trabajar en lo mío, debido a la incertidumbre en cuanto al beneficio directo de los concursos de arte digital).

Yo considero que lo mejor que puede hacer la gente de Euskal Encounter es confiar en su propia experiencia, pero tomando en cuenta el entorno sociocultural mexicano. Competencias como Fast 2D y Gráfico 3D, se vieron casi desiertas. Tuvieron que declarar desierto el Fast 3D, en parte porque la gente no tenía ni puta idea de lo que ello significaba. ¿Porqué, por ejemplo, no se crean competencias de diseño web, diseño en Flash o ilustración digital? Siguen formatos que ellos mismos han pre-establecido en su Euskal Encounter. ¡Pero México es otra cosa, señores!

Me entriste que se considere que geek es aquélla persona que se conecta a Twitter sólo para decir que se acaba de rascar las nalgas o que le salió un pelo en la mano de tanto masturbarse. O que se pretenda presentar como personalidades a unos cuantos hijos de papi que han tenido suerte en el stream-media; que usan Macs, iPods y iPhones sólo para farolear, porque la neta sea dicha, no saben usar la línea de comandos de UNIX (y sí, me refiero al pretensioso pendejo Akira y su compadre de apellido argentino, autores del ultra-estúpido über-fresa Nerdcore Podcast).

COROLARIO: Akira presenta un premio para los aldeanos, obsequiado por parte de Telcel —haciendo la correspondiente publicidad forzosa—; pero… no participas si no has sido follower de su canal en Twitter. Por ende, todos los demás aldeanos, son cazapremios. ¿Así o más mamón?

En cambio, fue un gran acierto invitar a David Ochoa —aunque cuente los peores chistes del mundo— ya que él sí tiene idea de lo que está hablando y un background mucho más amplio y neutral que ese par de fanboys. Si querían invitar a alguien popular, podrían haber pensado en Olallo Rubio, por ejemplo. Él sí es un comunicador, una verdadera personalidad que no sólo tiene ingenio, sino que además es muy humilde y poco pretensioso.

Bien harían si para la próxima vez se enteraran con claridad y con muchísima antelación de que es un verdadero geek. Piensan que los términos friki y geek son sinónimos. En nuestro país, un friki es lo mismo que un otaku en Japón: un obseso-compulsivo que requiere ayuda psiquiática inmediata. En cambio un geek es sinónimo de nerd: un experto en algo, que puede tener apariencia de ratón de biblioteca, y que tiene avidez de aprender más y más para volverse más útil. Y bueno, Nerdcore es todo menos que un podcast especializado en algún tema.

En mis tiempos, era geek aquél que estudiaba sistemas o algún lenguaje de programación difícil, como COBOL o FORTRAN. De hecho, hacer páginas web desde el scrapbook (o notepad) era considerada una actividad geek. A mí me gustaría saber que experiencia tienen estas personas en sistemas. Ser geek no tenía nada que ver con contar con “esta computadora”, o “este gadget”. Ser geek era tener conocimiento extraordinariamente útiles para la sociedad y un hambre insaciable por aprender más y más. Pero en fin… a veces siento que éstos, y otros individuos innombrables, son tan adorados como algunos emos y floggers cabezahueca que se han vuelto inmensamente populares. Esa, es la extraña realidad de nuestra juventud.

¿Qué fue un gran acierto en esta primera edición? La seguridad: los vigilantes de la empresa LOBO hicieron muy bien su trabajo. Un poquito molesto, por aquéllo de que no permitían la introducción de botellas con líquido durante la tarde (una política que en mi opinión debería cambiarse —no están tratando con infantes a los que deben educar sobre buenas costumbres al frente las computadoras—), pero en general se lucieron.

Otra cosa a cambiar sería el precio de los alimentos y bebidas. No estamos hablando de un evento empresarial, en donde los asistentes cuentan con amplios recursos como para comprar una botella con agua de 600ml. por $15 pesos (cuando en las tiendas el precio normal de una de 1.5l. es de sólo $10 pesos) o tres tacos por $35 pesos ($21 pesos, en una taquería regular). No es un evento de un día, sino de cuatro; y la mayoría de los asistentes reciben sueldos paupérrimos (por lo tanto hay que pensar en pesos, no en euros).

¿Cómo califico, para concluir esta entrada, la Aldea Digital 2009?

En organización, le doy un diez, ya que no había precedente y no se les pudo pedir más. En servicios, un siete, porque pudo haberse mejorado durante lo que duró el evento y no se hizo. En políticas que afectaron a los aldeanos, un cinco, porque creo que la mayoría ya estaban suficientemente huevuditos como para hacerse responsables de lo que introducían a la zona digital; y lo que más bajó la calificación de este concepto, fue el evidentísimo bloqueo de puertos a torrents provenientes de ciertas fuentes, como Mininova (piratería, en México, no es compartir archivos o usar software obtenido irregularmente; sino obtener un beneficio económico por ello).

En cuanto a información sobre los concursos y competiciones, creo que se les debe dar un tres o incluso menos (de verdad me siento muy frustrado, y la sensación no me abandonará por algunos días más).

Pero en general, les doy un ocho, y eso porque navegar a 10Gbps de velocidad les da puntos extras para no pasar la prueba sólo de panzaso.

La Aldea Digital 2009 puede ser considerada un éxito, pero ésto fue gracias a la intervención de la Comisión del Bicentenario, que cubrió los boletos que no se pudieron vender antes del 21 de Agosto. Los productores de la Aldea Digital 2010 deberán tomar en cuenta este detalle. Hay que mejorar las estrategias publicitarias para llegar a las personas interesadas y conseguir más patrocinios que permitan reducir el costo de la entrada al mínimo. México sigue siendo un mercado emergente, pero requiere de estos eventos para despertar a la gente.

Si algo se hizo evidente, es que Telmex cuenta con la tecnología para otorgar velocidades de acceso a precios justos, como en España. Sólo que al no tener competencia, hace lo que le da la gana, apoyándose en el principio de libre mercado. Ésto debería dar pie a exigir que se mejoren los planes de acceso a internet por banda ancha, sobre todo ahora que la SHCP está planeando ponerle un impuesto especial de 4% a las telecomunicaciones.

En fin, that’s it! Hasta la próxima.

happy wheels