El blog de José Luis

Diseñador | Escritor | Editor | Gamer | YouTuber … AKA El abuelo Kraken

sábado

15

julio 2006

1

COMMENTS

Chipis chipis

Written by , Posted in General

Tengo la extraña sensación de haber sido engañado. No sé como definirlo, pero es como si me hubieran clavado una daga en la espalda. Así nada más. Es como una idea que rebota en mi cerebro, yendo de la sección de la corteza que se ocupa de las emociones, a la que se ocupa del razonamiento, y regresando, todo en un vaivén en el que la negación, la frustración y la indignación, se hacen presentes. Voy a explicar porqué…

Los panistas más obstinados, a los que llama la izquierda ultraderecha, me consideran perredista. Será que mis principios morales e ideológicos no me permiten establecer un sistema moral como el que ellos promueven. Pero comparto la idea de que el libre mercado puede enriquecer a una Nación, y que los tratados de comercio exterior, son sencillamente indispensables para la mejora de la calidad de vida de los mexicanos. Pero…

Muchos de ustedes sabrán que soy satanista. Mi hermana, quien comparte algunos puntos ideológicos con la izquierda, me dijo hace poco que no podía creer que creyendo yo en lo que creo, haya votado por un partido de dirigentes mochos (como todos los hombres libres sabemos, el catolicismo no es otra cosa que un intrincado sistema de poder basado en la explotación del débil por medio de la falsa encomienda mesiánica de la salvación; un sistema hipócrita que se enriquece a costillas de los menos provistos).

Lo que menos me importó es por quien voté. No me recriminen, izquierdistas. No voté por una persona, sino por un modelo que se observaba a leguas más viable que el del Sr. López. Digo, con un Congreso dividido, ¿qué podría hacerse tangible en sólo seis años de gobierno? Y con una mayoría derechista, ¿no es mucho más probable que se realicen cambios si el presidente es de derecha? Sí, tal vez éste es un pensamiento simplista pero, como en todo, la respuesta más simple suele ser la acertada.

Ayer estallé en contra de Andrés Manuel y fue un error. Me disculpo por ello. Fue hasta que leí la versión estenográfica de la entrevista que le realizaron, que supe que su intención no fue la que los noticieros le han estado dando. Ahora me percato de lo inclinados que están los medios de comunicación… muy a destiempo, pero es mejor tarde que nunca.

Después de haber visto algunos de los capítulos de ¿Quién es el Sr. López?, documental de Luis Mandoki, me he quedado muy intrigado. Porque si todos los dirigentes de Acción Nacional son así de radicales con la izquierda, entonces he vivido completamente engañado desde 1994. Y es que, en sus estatutos, el PAN demuestra ser una institución de gran valor para la ciudadanía… pero en la práctica, de corroborarse mi sensación de haber sido traicionado… ¡en la práctica serían unos cerdos! Entiéndase… de corroborarse que su radicalismo estuviera más expandido al interior de las altas esferas del partido, así sería, sin duda alguna.

Hay cosas que son completamente ciertas y que son comprobables, como es el caso del desafuero de Andrés Manuel López Obrador, quien fue criminalizado por una cuestión que había sido resuelta previamente… y que, a pesar del desafuero, no pudo ser llevado a los tribunales del poder judicial por falta de pruebas y porque, la movida de los panistas que pagaron su fianza antes de que se le consignara, fue vista como una irregularidad tendenciosa. Eso, todos lo sabemos. Y como lo he venido diciendo, Andrés Manuel, o cualquier otro candidato presidencial, no es un peligro para México, sencillamente porque el Congreso está dividido.

Luego entonces, no se explica el porqué de la guerra sucia, si no es por una consigna por parte de Acción Nacional; para desprestigiarle y que perdiera más votos en las elecciones. Y además, el golpeteo que vimos la semana pasada, por parte de algunos panistas… pues parecen no dejar lugar a dudas y crean cierto ambiente de resentimiento a las instituciones, de las cuales la mayoría de los mexicanos, están hartos de escuchar.

Se los digo sinceramente… me considero panista, pero no soy ni me siento parte de la ultraderecha. No soy parte de esos radicales que han estado desprestigiando al Sr. López a diestra y siniestra. Sí cuestioné fuertemente sus cincuenta propuestas, pero eso debe hacerlo cualquier mexicano consciente de sus responsabilidades civiles.

Por lo que me siento traicionado, es porque voté por Vicente Fox, para que hiciera exactamente lo que deseaba hacer: convertirse en el mejor presidente de México. Ahora me deja en duda ese supuesto. Con acusaciones hacia los hijos de Martha Sahagún por desfalco al herario, ¿qué podemos esperar de Calderón, cuando las pruebas contra Hildebrando parecen tan contundentes? Ya no hablemos de Fox, quien dijo que nunca apoyaría al candidato de Acción Nacional, y allí está la verdad en un videotape… gritando ante la muchedumbre que los demás candidatos de la boleta, jamás podrían ganarle al candidato de Acción Nacional. Me decepciona y me hace sentir engañado. Creo que voy a necesitar terapia psicológica para sacarme esa sensación de la cabeza…

Ahora viene la prueba de fuego de la democracia… viene la decisión del TEPJF. Pero, cuando se han estado abriendo casillas después del cómputo, la democracia que tenemos queda muy demeritada, al grado, que ya me parece nuevamente la vuelta al sistema oligárquico, a las revueltas sociales y a la violación de los derechos civiles, tal como hacía el PRI en los años 60s – 70s.

Creo que, si mis creencias son de izquierda en el plano moral, entonces también debería ser izquierdista en el plano político. Espero no arrepentirme de mi filiación al PAN, pero si no cambia para beneficiar a toda la ciudadanía, no tendré más que renunciar para corresponder a mi ideología. Porque lo peor que uno puede hacer, es traicionarse a si mismo.

1 Comment

happy wheels